Diferencia entre Reclutamiento Interno y Externo

Dentro de toda organización empresarial se maneja una estructura jerárquica a través de la que se reparten las funciones para garantizar el cumplimiento de los objetivos de la institución. Los trabajadores son especialistas en el área de trabajo que desempeñan y en conjunto, coordinando los esfuerzos de cada integrante, es que se logra el éxito de una compañía.

Sin embargo, en ocasiones se requiere de la inclusión de nuevo personal debido a la creación de un nuevo cargo o se puede escoger entre los miembros con los que se cuenta al aspirante más calificado para ocupar el puesto, a lo que se le llama reclutamiento, que según como se haga se clasifica en interno o externo.

¿Qué es el Reclutamiento Interno?

El reclutamiento interno es una estrategia empresarial que se aplica en muchas organizaciones y que consiste en un proceso de selección entre el personal que conforma la empresa para ocupar un puesto, por lo que habrá rotación de funciones, promoción y ascensos.

El reclutamiento interno favorece la motivación del personal, por tanto se desempeñaran de manera más eficientes en su campo laboral para poder llegar a optar por una mejora en su estatus laboral, lo que incluye mayores beneficios económicos y reconocimiento de su labor por encima del resto de los empleados.

Este tipo de estrategias favorece el compromiso de los trabajadores con la organización y al colocar en un puesto superior a una persona que ya pertenece a la empresa, será mucho más fácil el proceso de adaptación, ya que éste maneja la dinámica, conoce al personal y el funcionamiento general de la empresa.

Otro de los beneficios del reclutamiento interno, está en que la empresa ya conoce el comportamiento del sujeto; además, la compañía se ahorra tiempo y dinero en publicidad, entrevistas y entrenamiento de un nuevo miembro.

Sin embargo, también trae ciertas desventajas como lo son que no siempre el personal seleccionado cuenta con las capacidades de liderazgo necesarias para un puesto superior. Igualmente, puede que no tolere el trabajar bajo presión, dado que a mayor sea su jerarquía, también aumenta la responsabilidad.

Por otra parte, pueden surgir conflictos entre el personal al ver que uno de los que eran considerados como iguales, ahora se encuentra en posición superior. Incluso, éste tipo de reclutamiento puede desencadenar conflictos por excesiva competitividad.

¿Qué es el Reclutamiento Externo?

Cuando hablamos de reclutamiento externo, nos referimos a la búsqueda de un personal calificado para optar por un cargo dentro de una organización empresarial, pero ubicando a los candidatos más capacitados entre las opciones ajenas a la compañía.

Al optar por el reclutamiento externo, las empresas deben contar con un sistema organizado para poder encontrar diversos postulantes, entre los cuales se hará la elección del que se considere idóneo, de acuerdo con su experiencia y perfil, tanto profesional como personal.

La compañía debe acudir a publicidad para captar a los profesionales especializados en el área donde se encuentra la vacante. Una vez se cuenta con suficientes candidatos, se organizan las entrevistas personales para valorar las cualidades de la persona que se postula. Luego de ello, viene el proceso de valoración en donde se elige el candidato más competente.

Una vez que se tiene a la persona a ocupar el cargo, se debe darle un tiempo para que logre adaptarse a las costumbres particulares del trabajo de la empresa, además de que conozca los espacios, el personal y el funcionamiento de la compañía.

Entre las ventajas de este tipo de reclutamiento, está que se incorpora alguien con otras formas de hacer las cosas, lo cual puede resultar beneficioso para la empresa. Renovando el personal, podremos obtener resultados innovadores y aportando un punto de vista diferente a lo ya establecido.

Por otra parte, también tenemos desventajas ya que el reclutamiento externo trae un gasto adicional, en cuanto a tiempo, dinero y esfuerzo que se destinan a encontrar el profesional adecuado.

Diferencia entre Reclutamiento Interno y Externo

  • La diferencia más puntual entre los tipos de reclutamiento es que el interno se realiza con el personal que ya forma parte de la organización; mientras que el externo busca personal calificado fuera de ella.
  • El reclutamiento externo genera gastos en publicidad, inversión de tiempo y recursos en entrevistas y evaluación de los posibles candidatos; por su parte, el reclutamiento interno resulta más económico y práctico.
  • El reclutamiento interno suele motivar a los empleados para que mejoren su desempeño para optar por un ascenso o promoción dentro de la empresa. En cambio con el externo, llega un nuevo personal pero los que ya forman parte de la organización permanecen en sus puestos laborales.
  • Cuando se aplica el reclutamiento externo, se pueden introducir cambios innovadores, ya que el nuevo personal trae experiencia que aporta una perspectiva diferente de cómo hacer las cosas. Pero si se le da la oportunidad de ascender a alguien de la misma empresa, puede que continúe haciendo las tareas de la manera tradicional.
  • Una persona externa requiere tiempo de adaptación a la modalidad de trabajo, a las costumbres de la empresa, para acoplarse al equipo y conocer los espacios. Por el contrario, una personal interno comenzaría a ejercer sus funciones del cargo de inmediato, ya que maneja la dinámica empresarial.
  • El reclutamiento interno puede generar problemas entre los trabajadores por conflictos de celos profesionales, cosa que no ocurre con el reclutamiento externo.