Diferencia entre Firma Electrónica y Digital

Los grandes avances en la tecnología, han modificado en gran medida la forma de llevar a cabo ciertas actividades, modernizando y adaptando los sistemas de trabajo en diferentes áreas, al manejo de las herramientas electrónicas que sistematizan de forma más eficiente los procesos administrativos que mucho tiempo atrás, se desarrollaban de manera manual.

Pero ha sido necesario también, desde el marco legal, crear mecanismos que contribuyan al resguardo de la información y que permitan verificar su procedencia. Entre éstas herramientas han surgido las firmas electrónicas y digitales, que a simple vista se pueden considerar lo mismo, pero que en realidad contienen procesos muy diferentes entre sí.

¿Qué es la Firma Electrónica?

La firma electrónica refiere al conjunto de datos electrónicos con el que se puede verificar con quién se vincula la información. Este es un método de identificación que sirve como concepto jurídico y que tiene el mismo efecto que la firma manuscrita, pero en los documentos que se encuentren en formato electrónico.

Existen diferentes formas para crear la firma electrónica, entre las que se encuentran la firma biométrica, el lápiz electrónico, con el sistema de usuario y contraseña, las tarjetas de coordenadas, la firma digital, entre otras.

Con la firma electrónica, se crea un historial el cual puede ser auditable y que permite verificar la procedencia del documento, junto con los datos de hora y fecha de su elaboración y envío.

 Las firmas electrónicas son de naturaleza jurídica, por lo que es válida dentro del marco legal, según las leyes del país. Por tal razón, una única persona se encuentra detrás de cada firma electrónica; los datos que quedan junto con la firma, permiten al receptor identificar al firmante; el sistema permite detectar los cambios o modificaciones para crear una alerta para mayor seguridad de los documentos.

¿Qué es la Firma Digital?

La firma digital consiste en un algoritmo matemático que se utiliza para autenticar la procedencia de un documento, mensaje o software y la integridad del mismo, demostrando a través de su mecanismo criptográfico la fuente que le origina y confirma que no ha habido alteración desde el momento en que fue firmado por quien lo creó.

El objetivo de la firma digital es demostrar a quien le recibe que el emisor es real (autenticación), por lo tanto no puede negar que fue quien lo envió (no repudio) y que además el mensaje no ha sido modificado desde su emisión (integridad).

La firma digital posee carácter legal y por medio de ella, se le brinda seguridad a la información del emisor y confianza en lo que llega al receptor. Su sistema está basado en la criptografía asimétrica que involucra tres algoritmos:

  • El primero es el que produce dos claves que se vinculan matemáticamente, siendo una clave privada y la clave pública que corresponde al usuario.
  • Luego, se genera una firma que se recibe junto con la clave privada en el mensaje.
  • Por último, se comprueba la autenticidad del mensaje con su verificación de la firma y la clave pública.

Por otra parte, la firma digital es única por lo que une al documento con el firmante, y por lo tanto es una herramienta que sirve de gran ayuda para las organizaciones y personas ya que facilita los procesos comerciales y se previene la falsificación de los documentos.

Diferencia entre Firma Electrónica y Digital

  • La firma digital hace uso de algoritmos matemáticos y métodos criptográficos para garantizar la seguridad de los documentos, mensajes o software. Por su parte, la firma electrónica sirve más desde el marco legal, otorgando validez jurídica a los documentos.
  • La firma electrónica da fe de la voluntad del firmante, mientras que la firma digital, aunque también tiene carácter legal, sólo permite verificar la autenticidad e integridad del documento.
  • La firma digital se le atribuye a un emisor con seguridad, en cambio la firma electrónica refiere a los datos que acompañan e identifican al firmante.